Sep2022
SENEGAL CÓMO ENCONTRAR TRABAJO Y VIVIRVivir y trabajar en Senegal

Cuando hablamos de vivir y trabajar en Senegal, nos referimos principalmente a vivir en Dakar, ya que es aquí donde viven y trabajan la mayoría de los extranjeros presentes en el país.

Senegal está situado en la parte occidental del continente africano y tiene una población de casi 17 millones de habitantes de los cuales cerca de 4 millones viven en la capital, Dakar.

Vivir en Senegal

Al ser un país que ha sido durante mucho tiempo una colonia francesa, la lengua transalpina es la de uso oficial en la nación. Por tanto, si sabes francés, no tendrás ningún problema en tu vida diaria.

El tráfico como en todas las metrópolis del mundo es caótico, pero por suerte tener y conducir un vehículo en Dakar no sirve de nada ya que cualquiera puede aprovechar los omnipresentes taxis que recorren la ciudad a todas horas, a precios asequibles. Este modo de transporte es increíblemente seguro, Dakar es una de las pocas ciudades del mundo donde también hay mujeres taxistas.

Como ya se mencionó, la población humana de Dakar es de unos 4 millones. A estos hay que sumar la enorme población de cabras y perros callejeros. Basta con deambular por el mercado del centro a la hora de comer para encontrarse con la mitad de la población de Dakar, cientos de miles de cabras y una infinidad de perros callejeros.

Los ciudadanos de Dakar son generalmente amables y amigables, Senegal es una tierra de Teranga, lo que significa hospitalidad. Tan pronto como ingresas al país, no es raro encontrarte con funcionarios de inmigración que comienzan a conversar y bromear con ti.

Y es probable que fuera del aeropuerto te encuentres con gente amable y dispuesta a ayudarte, a resolver tus dudas, a prestarte su móvil si lo necesitas, o a llamar un taxi por ti.

La mayoría de los ciudadanos no son ricos, de hecho muchos luchan por salir adelante, pero eso no impide que se diviertan, tomen el té con amigos y jueguen al fútbol, ​​en compañía, para ser felices.

Aunque más del 90% de la población es musulmana, Senegal destaca entre muchos otros países islámicos por su gran tolerancia hacia otras religiones. De hecho, es común ver a miembros de una misma familia, de diferentes religiones, viviendo juntos. Es una sociedad libre. La gente es, sí, religiosa, pero eso no se refleja en su vestimenta: las chicas usan pantalones ajustados y apenas se cubren la cabeza. Si decides vivir en Senegal, puedes comprobarlo con tus propios ojos.

Las mujeres son educadas y respetadas. Son precisamente las mujeres las que tienen más probabilidades de ser educadas que los niños. Sólo la penetrante voz del Imam emitida por los micrófonos de las numerosas mezquitas, para recordar las horas de oración, probablemente te hará recordar que estás en un país islámico.

Muchas personas de los países africanos vecinos se mudan a vivir y trabajar en Senegal. Hay una gran comunidad extranjera en Dakar. Muchos guineanos, mauritanos, malienses, pero también muchos europeos, (especialmente franceses), la comunidad asiática también está creciendo rápidamente.

En Senegal, como en todos los países pobres, la riqueza se concentra en manos de unos pocos y los problemas que provoca este tipo de desigualdades se reflejan en el aspecto de la seguridad. Los robos y el vandalismo han aumentado de forma alarmante, según las estadísticas, en los últimos años. Aunque, para ser justos, Dakar sigue siendo una ciudad muy segura si no frecuentas lugares peligrosos y sigues las reglas básicas.

Por otro lado, el clima es verdaderamente excepcional, con una variación entre 20 y 27 °C durante la mayor parte del año. Desde el punto de vista climático, vivir en Senegal es sumamente agradable.

Trabajar en Senegal

En cuanto a oportunidades laborales y de negocio, Senegal se presenta como un destino muy interesante, como puerta de entrada al continente africano. Esto significa que es un punto de tránsito obligatorio para quienes se dirigen a otras zonas del continente, tanto por mar como por aire, lo que se traduce en oportunidades para realizar diversas actividades relacionadas con los servicios.

La economía de la nación estaba creciendo a una tasa anual de 6-7% antes de Covid y la mayor oferta de trabajo se concentra en la capital. Los sectores de la agricultura, el turismo, la industria y las tecnologías de la información son una parte importante de la economía de Dakar y ofrecen diversas oportunidades laborales a los expatriados. Pero no es el único lugar donde se pueden encontrar oportunidades de empleo. La región del Sahel o Saint Louis ofrecen posibilidades, principalmente en los sectores de la pesca, el turismo y el comercio.

El sector agrícola, que sin duda es la principal fuente de empleo del país, ha enfrentado problemas por la falta de modernización de infraestructura y maquinaria. Sin embargo, esto puede verse como una gran oportunidad para aquellos que quieran invertir en este sector.

Podrías ser uno de los primeros en llegar y cuando la ciudad futurista de Diamniadio esté lista podrías aprovechar las oportunidades. Diamniadio Lake City es parte del plan del gobierno para aliviar la presión demográfica sobre Dakar y revitalizar la economía de Senegal. La construcción de la nueva ciudad se encuentra a unos 30 km de Dakar y en las inmediaciones del aeropuerto internacional. Contendrá áreas residenciales y áreas dedicadas a negocios, centros financieros, hoteles, centros de moda, áreas de conferencias, etc.

Se estima que el proyecto tendrá un costo de 2 mil millones de dólares y se extenderá sobre un área de 1644 hectáreas, el tiempo para su construcción se estima en 10 años. Una vez finalizada, la nueva ciudad estará conectada con Dakar a través de una autopista.